Articles

La Jornada; La familia Reyes Salazar buscará asilo en al menos cuatro países; descarta a EU

1 de marzo de 2011

Anunció que, junto a sus acompañantes de diversas organizaciones no gubernamentales, la familia mantendrá el plantón instalado frente a la sede local de la fiscalía chihuahuense, no sólo para exigir justicia, sino porque sus casas fueron saqueadas o quemadas.

Insiste en que en Ciudad Juárez no hay autoridad; "quien manda es el crimen organizado"
La familia Reyes Salazar buscará asilo en al menos cuatro países; descarta a EU
Rubén Villalpando
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 1º de marzo de 2011, p. 13

Ciudad Juárez, Chih., 28 de febrero. Los miembros de la familia Reyes Salazar evalúan las posibilidades de buscar asilo en al menos cuatro países, a excepción de Estados Unidos, por ser éste el proveedor de las armas que usan los criminales, e incluso permanecerían en México, pero no en Juárez, porque en esta ciudad "no hay autoridad y quien manda es la delincuencia organizada".

Así lo indicó este lunes Marisela Reyes, quien dio a conocer que los gobiernos de Canadá, España, Venezuela y Francia ofrecieron asilo político a la familia tras los recientes asesinatos de sus hermanos Elías y Magdalena y de su cuñada Luisa Ornelas, que se añadieron a los de sus otros hermanos Josefina y Rubén, perpetrados en 2010, así como el de su sobrino Julio César, en 2009.

Empero, descartó a Estados Unidos entre las opciones para residir, por considerar que esa nación es "culpable de la actual situación, al ser el país de donde provienen las armas usadas por las bandas criminales" que operan en Ciudad Juárez y el resto del país.

Anunció que, junto a sus acompañantes de diversas organizaciones no gubernamentales, la familia mantendrá el plantón instalado frente a la sede local de la fiscalía chihuahuense, no sólo para exigir justicia, sino porque sus casas fueron saqueadas o quemadas.

Además, dio a conocer que sus familiares vieron los cuerpos de Elías, Malena y Luisa recién hallados el viernes, cuando los resguardaban policías y militares, pero no había ningún mensaje amenazante y fue sólo después cuando aparecieron las cartulinas donde se acusa a las víctimas de pertenecer a un clan de sicarios.

Al respecto, Gero Fong, líder del Frente Nacional contra la Represión en Ciudad Juárez, advirtió que "bajo ninguna circunstancia se permitirá marcar a esta familia y justificar los agravios en su contra con la etiqueta del crimen organizado, porque a Marisela la amenazó el Ejército, y muchos otros activistas han sido perseguidos".

También exigió a las autoridades no ignorar las recomendaciones del Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y otras instancias internacionales. de investigar y esclarecer las muertes de los miembros de la familia Reyes y de otros luchadores sociales perpetradas en Chihuahua, entre ellos Susana Chávez, Marisela Escobedo y Alicia Saláis.