Articles

El Universal; Denuncian desaparición de habitante de Cherán

25 de mayo de 2011

La comisión de 30 pobladores que viajó a la ciudad de México para intentar denunciar el caso aseguró que el domingo 23 de mayo, cuando su compañero desapareció, pidieron apoyo al gobierno de Michoacán y policías estatales para ir a rescatar a la familia de éste, pero la ayuda les fue negada.

Miércoles 25 de mayo de 2011

Alberto Torres | El Universal

CIUDAD DE MÉXICO. Habitantes de Cherán denunciaron ante la Secretaria de Gobernación el secuestro de un poblador por parte de sujetos armados que presuntamente se lo llevaron cuando se encontraba fuera de la comunidad, pese al patrullaje del Ejército y la Policía Federal en la zona.

“Enfrente de sus narices (de policías estatales y federales) ocurren las agresiones y los levantones, y nadie ve ni hace nada. La presencia que hay es escasa, tienen bases a 300 metros de las barricadas de las tres principales entradas a Cherán, pero en las otras cinco a veces no los vemos y en la noche pues menos, tenemos miedo de salir para verificar si están ahí”, denunció un comunero quien, por seguridad, se reserva revelar su nombre.

La comisión de 30 pobladores que viajó a la ciudad de México para intentar denunciar el caso aseguró que el domingo 23 de mayo, cuando su compañero desapareció, pidieron apoyo al gobierno de Michoacán y policías estatales para ir a rescatar a la familia de éste, pero la ayuda les fue negada.

Miguel Ángel Genbe Calas, originario de Cherán y comerciante de plásticos, viajó a la comunidad de Paracho por cuestiones de trabajo el domingo con su familia, pero a las 21:30 horas hombres armados y encapuchados lo interceptaron y lo subieron a un automóvil BMW gris. La denuncia no se ha realizado porque los pobladores afirman que los testigos están aún en Paracho en donde fueron amenazados.

La Secretaría de Gobernación, dijeron los comuneros, se comprometió a redoblar la vigilancia. Desde el 15 de abril, habitantes de Cherán cercaron las entradas al poblado y se armaron para repeler la entrada de comandos armados que protegen a taladores.