Articles

Apro; Condena ONU-DH ataque a la activista Norma Andrade y pide investigar

06 de febrero de 2012

Proceso: Apro

Sección: Nacional

3 de febrero de 2012

Condena ONU-DH ataque a la activista Norma Andrade y pide investigar
La Redacción

MÉXICO, D.F. (apro).- Por segunda ocasión en un lapso de 60 días, la activista Norma
Andrade, fundadora de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, fue víctima de un
atentando en su propio domicilio, ubicado en la colonia Culhuacán, delegación Coyoacán.

En entrevista, Karla Michel Salas, quien funge como representante legal de la defensora de
derechos humanos, confirmó que Andrade fue atacada con un arma punzocortante
alrededor de las 8:30 horas de este viernes por un sujeto que tocó a su puerta. El individuo
–dijo– escapó luego de la agresión.

La integrante de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) comentó que
la activista fue auxiliada por su nieta, quien solicitó apoyo para trasladar a su familiar a un
hospital, donde fue atendida de la lesión en el cuello.

Por separado, la vocera de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, Adazahira Chávez, confirmó
que Andrade se encuentra consciente, que puede hablar y que únicamente tiene una herida
en el cuello.

Este es el segundo ataque perpetrado en contra de la activista juarense en un lapso de dos
meses. El primero se registró el pasado 2 de diciembre cerca de su domicilio, cuando un
sujeto le disparó en cinco ocasiones en la intersección de las calles Toronja Roja y
Fernando Pacheco, en la colonia Infonavit Solidaridad de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Las autoridades municipales indicaron que en esa ocasión la activista social, cuya hija, Lilia
Alejandra García Andrade fue asesinada en febrero de 2001, recibió dos disparos, uno en la
mano izquierda y el otro en el hombro derecho.

A raíz del atentado, Norma decidió trasladar su residencia a esta ciudad, donde pensaba que
estaría más tranquila.

Tras el ataque del año pasado a la activista, la Comisión Nacional de los Derechos
Humanos (CNDH) y Amnistía Internacional (AI) solicitaron a las autoridades estatales y
federales que establecieran medidas cautelares para evitar otro ataque contra Norma
Andrade.

En esa ocasión, la CNDH pidió al gobierno de Chihuahua garantizar la seguridad e
integridad de la profesora, así como de su familia.
“No existe justificación alguna para que se limite el trabajo de los defensores civiles”,
puntualizó.

Por su parte, AI condenó los hechos e hizo “un llamado urgente a las autoridades federales
y estatales” para que garanticen la seguridad de Norma Andrade y los demás miembros de
su familia, incluida María Luisa García Andrade, quien es hija de la víctima y directora de
Nuestras Hijas de Regreso a Casa.

Destacó que esta organización “jugó un papel fundamental al llevar ante la Corte
Internacional de Derechos Humanos el caso del Campo Algodonero, que resultó en la
sentencia de la corte contra el Estado mexicano por el asesinato de mujeres jóvenes
encontradas en esa región en 2001”.

Norma Andrade fundó en 2001 la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa en
Juárez, luego de que en febrero de ese año su hija Lilia Alejandra fue secuestrada, sometida
por desconocidos a torturas sexuales durante cinco días y luego asesinada.

Este viernes, Michel Salas recordó que la Secretaría de Gobernación ofreció otorgarle a la
activista –pionera en documentar casos de mujeres desaparecidas y asesinadas– medidas de
protección, pero todo quedó en mero trámite.

Al respecto, Adazahira Chávez señaló que Andrade se encontraba sin protección policiaca,
dado que las autoridades capitalinas están a la espera de que el gobierno de Chihuahua pida
el resguardo de la activista, medida que hasta el momento no se ha concretado.

Por su lado, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) condenó
enérgicamente el ataque que sufrió Andrade esta mañana.

Luis González Plascencia, titular de ese organismo, consideró que la agresión contra la
activista puso en grave peligro su vida: “Se trata de un descuido gravísimo porque ella ya
había sido víctima de un atentado. Era obligación de las autoridades actuar para protegerla
y desafortunadamente esto no ocurrió”.

El ombudsman capitalino recordó que la seguridad de Norma Andrade estaba a cago del
gobierno de Chihuahua, cuyas autoridades –dijo– tendrán que explicar qué fue lo pasó.

Por considerar el estado de urgencia y la gravedad de los hechos, Luis González Plascencia
enfatizó que la institución a su cargo emitió medidas precautorias a las autoridades del DF.

Afirmó que la CDHDF vigilará que Norma Andrade y sus familiares estén bajo la custodia
de la policía capitalina y que la Procuraduría General del Justicia del Distrito Federal
(PGJDF) realice la investigación correspondiente para dar con los responsables.

Las medidas precautorias emitidas por la CDHDF tienen la finalidad de que las autoridades
capitalinas adopten mecanismos de protección necesarios y suficientes, tendientes a
desplegar la presencia de elementos de seguridad para salvaguardar la integridad psicofísica
de la defensora y su familia.

Ante la posibilidad real de que se puedan repetir agresiones en su contra, la CDHDF
solicitó a la PGJDF valorar la asignación de protección personal para Norma Andrade y su
familia para protegerlos de futuros ataques.

Por separado, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los
Derechos Humanos (ONU-DH) también condenó la agresión contra Norma Andrade y
pidió a las autoridades realizar una investigación seria y expedita para castigar a los
responsables.

“La ONU-DH insta a las autoridades a desarrollar investigaciones serias, expeditas y
diligentes sobre estos hechos como una medida eficaz para prevenir los riesgos y disuadir
las agresiones que padecen las y los defensores de derechos humanos en el país”, señaló en
un comunicado.

Y explicó que de conformidad con el Acuerdo Presidencial de julio de 2011, se reconoce la
necesidad de proteger a estos defensores.

“La ONU-DH hace un llamado respetuoso al Estado mexicano para acelerar la creación,
junto con la sociedad civil, de una respuesta institucional que brinde seguridad a todas las
personas que se dedican a la defensa y promoción de los derechos humanos”, expuso.

(Con información de la agencia Cimac)