Articles

La Jornada; Más de 100 policías agreden y detienen a 11 electricistas que protestaban en el DF

08 de marzo de 2012

En tanto, la PFP indicó alrededor de las nueve de la noche que los detenidos fueron puestos a disposición de la delegación metropolitana de la Procuraduría General de la República (PGR), en la agencia del Ministerio Público federal de Camarones, en Azcapotzalco.

Los integrantes de este sindicato demandarán medidas cautelares a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, porque tienen información de que el gobierno federal pretende detener a la dirigencia del sindicato.

Los agentes golpearon y arrastraron a los trabajadores que estaban en plantón
Más de 100 policías agreden y detienen a 11 electricistas que protestaban en el DF
Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Viernes 9 de marzo de 2012, p. 17

Al grito de "agarren a todos, cabrones, que no los traigo a vacacionar", que dio un oficial de la Policía Federal Preventiva (PFP) identificado como Tereso, más de 100 integrantes de este cuerpo de seguridad detuvieron a golpes a 11 trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) que estaban en plantón frente a las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de avenida Juárez 90, y los arrastraron hasta vehículos sin logotipos.

Los policías no sólo arremetieron contra los trabajadores; en la gresca también detuvieron a transeúntes que tomaban fotografías o videogrababan en sus celulares la agresión. Agredieron parejo a todos, los subieron a empujones y toletazos en camiones sin logotipos, los retuvieron durante horas, sin presentarlos ante el Ministerio Público, según señaló el SME.

El dirigente nacional de este gremio, Martín Esparza, en conferencia de prensa convocada en el campamento de Insurgentes y Reforma, señaló que la agresión y detención arbitraria contra los trabajadores es "muestra de la incapacidad y la intransigencia del gobierno de Felipe Calderón para resolver un conflicto social que él mismo provocó".

Sostuvo que la represión fue también la respuesta violenta a la manifestación que realizaron la mañana de ayer trabajadoras en resistencia ante la sede del Partido Acción Nacional (PAN), para protestar por el cierre arbitrario de su fuente de trabajo.

"A 15 días de la visita papal a México, el régimen de Felipe Calderón se muestra tal y como es, un gobierno autoritario y antidemocrático que no guarda el menor respeto por los derechos humanos y laborales de los mexicanos, que no sabe cumplir los acuerdos suscritos con el sindicato el 13 de septiembre de 2011, en los que el gobierno federal se comprometió a la reinserción laboral de los 16 mil 599 trabajadores en resistencia y la agilización de los procesos penales para lograr la libertad de nuestros presos políticos", afirmó el dirigente.

Los detenidos son Juan Luis González Vargas (prosecretario de sucursales), Germán Meza Ramírez, Sergio Fuentes Romero (jubilado), Juan Sergio Fuentes Escamilla, Israel Sanromán Hernández, Ángel Mota Olvera, Ángel Parra Corrales, Tomás Terreros de la Rosa, Joel Vera Tovar, Jorge Ubilla de la Cruz y Pedro Beltrán Mejía.

A nombre del SME, el secretario del exterior, Humberto Montes de Oca, responsabilizó al secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, de la integridad de los trabajadores, retenidos en las instalaciones de Iztapalapa.

En tanto, la PFP indicó alrededor de las nueve de la noche que los detenidos fueron puestos a disposición de la delegación metropolitana de la Procuraduría General de la República (PGR), en la agencia del Ministerio Público federal de Camarones, en Azcapotzalco.

Los integrantes de este sindicato demandarán medidas cautelares a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, porque tienen información de que el gobierno federal pretende detener a la dirigencia del sindicato.

También anunciaron que hoy llevarán a cabo una marcha a las 4 de la tarde. Partirá del campamento de Insurgentes, en el que se concentrarán todos los electricistas en plantón luego de la agresión.

Por otra parte, policías que resguardan las movilizaciones de electricistas se comunicaron con La Jornada para denunciar que sus superiores los obligaban a vigilar los plantones desde hace 4 días "sin remplazarlos", que les han mandado comida echada a perder y no han dormido o lo han tenido que hacer en las banquetas. En caso de negarse a obedecer las órdenes, eran amenazados por sus jefes, uno de ellos de nombre Luis Brandon Calderón.