Articles

La Jornada; Enfrentamiento entre comuneros purépechas deja ocho muertos

19 de abril de 2012

Habría unos 4 heridos tras el ataque de pobladores de El Cerecito a jornaleros de Cherán

Enfrentamiento entre comuneros purépechas deja ocho muertos

Cheranenses retienen a 12 elementos del Grupo de Operaciones Especiales

Lamenta el gobierno de Michoacán las muertes y ofrece actuar conforme a derecho

Martín Equihua y Antonio Aguilera
La Jornada Michoacán
Periódico La Jornada
Jueves 19 de abril de 2012, p. 35

Cherán, 18 de abril. Un enfrentamiento a balazos entre habitantes de la comunidad indígena de Cherán y el poblado Casimiro Leco, mejor conocido como El Cerecito, dejó un saldo de ocho personas fallecidas y al menos cuatro heridos, dio a conocer la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Michoacán.

El enfrentamiento ocurrió entre las nueve y once de la mañana de este miércoles, cuando jornaleros que trabajaban en el área de bienes comunales, como trabajadores temporales, ponían una cerca en territorio reforestado al norte de Cherán, y fueron atacados por habitantes armados de El Cerecito, pueblo al que los cheranenses identifican como "la cueva de los talamontes".

Horas después del enfrentamiento, personal de la PGJE y de la Policía Federal informaron del hallazgo de ocho cadáveres, dos de ellos de pobladores de Cherán, que fueron identificados como Santiago Ceja Alonso, de 51 años de edad, y David Campos Macías, de 40 años.

Del poblado de Casimiro Leco hubo seis personas fallecidas, a quienes se identificó como Cristóbal Salmerón Magaña, de 22 años; Cristóbal Magaña Gabriel, también de 22 años; Anselmo Gabriel Talavera, de 33, y Jorge Magaña Jerónimo, de 32 años.

Los otros dos cuerpos, los cuales se hallaban calcinados, se encontraron dentro de una camioneta incendiada; uno era conocido con el nombre de Lorenzo y el otro era Antonio Gabriel Romero, de 53 años de edad. Todos murieron por impactos de arma de fuego.

Los heridos son Salvador Olivares Sixtos, de 70 años, y Santiago Churicata Servín, de 52, ambos de Cherán, mientras por El Cerecito se reportó lesionados a los hermanos Sergio y Francisco Gabriel Ávila, de 23 y 13 años de edad.

Operativos de vigilancia

Después de que se supo del ataque, mediante el repique de campanas y el lanzamiento de cohetones, los habitantes de Cherán se congregaron en su plaza principal, donde acordaron reforzar la vigilancia en la zona, así como reinstalar cinco barricadas para cerrar las entradas y salidas del municipio.

Policías federales y estatales implementaron dispositivos de vigilancia conjunta, a través de cuatro puestos de seguridad acordados con la comunidad. Tras los hechos, la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría michoacanas enviaron policías preventivos y ministeriales a la zona.

En tanto, los comuneros de Cherán retuvieron a 12 elementos del Grupo de Operaciones Especiales, quienes seguían detenidos al cierre de esta edición. Los pobladores advirtieron que retendrían a los uniformados hasta que la administración que encabeza el gobernador Fausto Vallejo presente a detenidos, como resultado de un operativo que se implementó la tarde de este miércoles.

En un comunicado, el gobierno estatal lamentó las pérdidas humanas y las agresiones al bosque en la zona de la Meseta Purépecha.

Asimismo, indicó que trabaja muy de cerca con los integrantes del concejo mayor de Cherán, a quienes les ofreció que se actuará conforme a derecho, y procurando la seguridad de los habitantes de la región.

Se acotó en el documento que las autoridades estatales esperaban establecer contacto con representantes de El Cerecito, con el propósito de disminuir las tensiones y continuar las pesquisas con miras a detener a los responsables de las muertes.

El secretario de Gobierno, Jesús Reyna García, llamó a las dos comunidades a recobrar la prudencia para evitar más hechos violentos, y ofreció la disposición del gobierno estatal a investigar lo ocurrido, a fin de que se haga justicia, y fortalecer las acciones gubernamentales para que estos sucesos no se repitan.

El pasado 15 de abril, la comunidad de Cherán celebró su primer año de lucha contra talamontes, y hace poco más de tres meses integró su concejo comunal, electo por usos y costumbres. Al momento la policía comunal, que sustituyó a la municipal, se encuentra en capacitación, por lo que aún no asume por completo sus tareas de seguridad.

Además, el 21 de marzo anterior los habitantes de Cherán instalaron retenes en los accesos al pueblo y retuvieron 30 vehículos, para exigir la liberación de 11 comuneros que fueron secuestrados por sus vecinos de El Cerecito, debido a una disputa que prevalece entre ambos pueblos purépechas, resultado de que los comuneros de Cherán acusan a los segundos de saquear sus bosques.

Tras la intervención del gobierno estatal, habitantes de El Cerecito liberaron a los 11 comuneros, entre quienes se hallaban tres mujeres.

Con información de Ernesto Martínez y Eduardo Ferrer