Articles

La Jornada; Reaparece junto con su hijo de 2 años reportera del periódico Zócalo-Saltillo

16 de junio de 2012

Saltillo, Coah., 15 de junio. La reportera Stephanía Cardoso, desaparecida junto a su hijo de dos años de edad desde la madrugada del 8 de junio, reapareció este viernes con un mensaje en su cuenta de Twitter y en un enlace telefónico a un programa de radio, donde aseguró que se encuentran bien y solicitó la protección de autoridades federales pues están bajo riesgo.

El gobierno federal ofrece protección de la PGR a Stephanía Cardoso

Reaparece junto con su hijo de 2 años reportera del periódico Zócalo-Saltillo

Leopoldo Ramos

Corresponsal

Periódico La Jornada

Sábado 16 de junio de 2012, p. 30

Saltillo, Coah., 15 de junio. La reportera Stephanía Cardoso, desaparecida junto a su hijo de dos años de edad desde la madrugada del 8 de junio, reapareció este viernes con un mensaje en su cuenta de Twitter y en un enlace telefónico a un programa de radio, donde aseguró que se encuentran bien y solicitó la protección de autoridades federales pues están bajo riesgo.

En Twitter, el presidente Felipe Calderón anunció que su gobierno respaldará a la comunicadora. "Afortunadamente apareció viva y con su pequeño hijo la periodista saltillense Estefanía Cardoso Rodríguez. Tendrá protección de la Procuraduría General de la República (PGR)", dijo el Presidente.

El gobierno de Coahuila no hizo pronunciamientos sobre los mensajes de Cardoso y el periódico Zócalo de Saltillo –donde labora– se concretó a publicar en su sitio de Internet la nota sobre las declaraciones radiofónicas de su reportera y otra respecto a lo dicho por Calderón.

Poco antes de las 15 horas apareció un mensaje en Twitter donde la reportera de la fuente policiaca reclama la intervención del gobierno. "Gracias a Dios estamos bien, pero ahora necesitamos ayuda, mi vida y la de mi bebé corren peligro...".

"Estoy bien, pero bajo riesgo"

Luego la periodista Denisse Maerker en su programa Atando Cabos, de Radio Fórmula, recibió una llamada telefónica donde la reportera aseguró estar bien, pero bajo riesgo. "Ahorita no tengo ningún tipo de protección. Estamos bien. Mi hijo y yo estamos bien, por seguridad, por nuestra misma integridad no puedo decir donde estoy ni como llegamos aquí", comentó.

"La razón por la que quiero dar a conocer que estamos bien es por que sé que hay mucha gente preocupada por mí, entre ellos mi familia, que ni siquiera puedo tener un contacto con mi familia por la misma seguridad de ellos", apuntó.

"Hasta ahorita no he recibido el apoyo de ninguna autoridad. Sé que las autoridades están en mi búsqueda. Gracias a Dios mi hijo y yo estamos bien. Solicitamos el apoyo de las autoridades federales para garantizar nuestra seguridad, la protección del Estado mexicano para mí y para mi hijo", señaló.

La reportera no dio detalles sobre su paradero ni sobre las amenazas que la llevaron a resguardarse.

El 7 de junio por la noche Cardoso y su hijo fueron a una cena con otros reporteros de la fuente policiaca y alrededor de las 2 de la mañana se retiró a su casa en la colonia Misión Cerritos, al oriente de Saltillo. Por un mensaje telefónico enteró a sus colegas que habían llegado bien a su domicilio, pero a la mañana siguiente no se presentó a trabajar ni acudió a casa de su madre a dejar a su pequeño hijo, como lo hacía a diario. La investigación está en manos de la PGR.