Articles

La Jornada; Aumentaron 418% las agresiones contra defensores de los derechos humanos

27 de junio de 2012

Este creciente número de ataques contra defensores de derechos humanos, subrayó el documento, no es atribuible a los grupos de la delincuencia organizada, sino al propio Estado mexicano, ya que de 87 violaciones documentadas, 47 por ciento se cometieron en la modalidad de aquiescencia, es decir, fueron realizadas por grupos de particulares con el consentimiento, la autorización o el apoyo del gobierno.

La mayoría son responsabilidad de los cuerpos oficiales de seguridad

Aumentaron 418% las agresiones contra defensores de los derechos humanos

Fernando Camacho Servín

Periódico La Jornada

Miércoles 27 de junio de 2012, p. 20

De 2010 a 2011 hubo un aumento de 418 por ciento en las agresiones contra defensores de derechos humanos, la mayoría de las cuales son responsabilidad de los cuerpos oficiales de seguridad, ya sea por comisión directa o por complicidad con grupos paramilitares.

Tal fue una de las principales conclusiones del Informe de violaciones de derechos humanos cometidas contra defensores en el periodo 2011–primer trimestre de 2012, realizado por la asociación civil Acción Urgente para Defensores de los Derechos Humanos.

Alejandro Cerezo, coordinador de dicho colectivo, señaló en conferencia de prensa que con base en información de instituciones públicas, se concluyó que "como resultado de la política de seguridad del gobierno federal y de varios estados", en 2011 se registró un total de 209 ataques contra activistas.

En comparación con el año anterior, hubo un alza de 418 por ciento en este rubro, ya que en 2010 hubieron 50 actos de violencia contra el gremio, por 153 en 2009 y 120 en 2008.

Este creciente número de ataques contra defensores de derechos humanos, subrayó el documento, no es atribuible a los grupos de la delincuencia organizada, sino al propio Estado mexicano, ya que de 87 violaciones documentadas, 47 por ciento se cometieron en la modalidad de aquiescencia, es decir, fueron realizadas por grupos de particulares con el consentimiento, la autorización o el apoyo del gobierno.

Por otro lado, el informe de Acuddeh reveló que en 2011 la mayor cantidad de ataques ocurrieron en Chihuahua –seguido de Oaxaca, Michoacán y el estado de México–, con 19 por ciento del total, particularmente debido a las agresiones reiteradas contra la familia Reyes Salazar y las activistas Norma Andrade y Malú García.

El tipo de violación más empleado contra las y los defensores de derechos humanos tanto en el año pasado como en el primer trimestre del actual son las amenazas de muerte –con 47 por ciento–, realizadas a través de mantas frente a los lugares de trabajo de los activistas, o mediante llamadas telefónicas o mensajes de texto por celular.

Además, el informe reveló que las defensoras están mucho más expuestas a la violencia que sus compañeros varones, ya que muchas de ellas son agredidas en más de una ocasión, y que el patrón de los ataques busca "descabezar" a los colectivos independientes, pues la mayoría de ellos se realizan contra sus directores.