Articles

La Jornada; Alejandro Solalinde retoma actividades el jueves en Ixtepec

08 de julio de 2012

Alejandro Solalinde retoma actividades el jueves en Ixtepec
Fernando Camacho Servín

Periódico La Jornada
Domingo 8 de julio de 2012, p. 18

Pese a que las condiciones de seguridad en el país no han mejorado, Alejandro Solalinde, director del albergue para migrantes Hermanos en el Camino, volverá a sus actividades el próximo jueves, con el riesgo de que las amenazas en su contra se repitan, debido a la falta de investigación de las autoridades.

Así lo afirmó Alberto Donis, integrante del equipo de voluntarios del albergue, quien señaló que el refugio nunca ha detenido sus actividades, y ahora está listo para el regreso del sacerdote a Ixtepec, Oaxaca.

Solalinde "regresa el jueves al albergue, aunque las condiciones son las mismas que cuando se fue, porque nadie nos garantiza su seguridad. Vemos una ausencia de las autoridades en la cuestión de la procuración de justicia: no se ha consignado a nadie por las amenazas recibidas por el padre ni hay personas detenidas", dijo el activista a La Jornada.

Desde el pasado 17 de abril, cuando el religioso presentó una demanda ante la Procuraduría General de la República por las amenazas en su contra, no ha habido prácticamente ningún avance en las indagatorias, ni por el hostigamiento ni por la detención arbitraria de la cual fue objeto el año pasado en la comunidad mixe de Nuevo Santiago Tutla.

En dicho sitio, controlado por el cacique José Raymundo Fabián, aseveró Donis, han ocurrido "cosas tremendas" contra la población, que han causado decenas de desplazados, y cuando Solalinde se enteró, se solidarizó con las víctimas, y por eso el clima de violencia en su contra se ha intensificado en la región.

Aunque desde algunas semanas hay cuatro policías estatales en el albergue para cuidar a los voluntarios y a los migrantes, el problema de fondo sigue siendo la falta de investigación de los autores de las amenazas, pues si éstos no son identificados y juzgados, el mensaje enviado por las autoridades es que nadie los va castigar por sus crímenes.

"El tema no es la presencia de los policías, sino la falta de investigación de la Procuraduría. Mandar agentes es lo más fácil que se puede hacer, pero lo que queremos es que den con los responsables, y ya hay elementos para poder consignar a algunas personas por eso."

"Estamos un poco agotados, pero con el mismo ánimo de siempre, de seguir defendiendo la causa, y con la convicción de que no vamos a dejarla. Pueden pasar muchas cosas, pero mientras no nos quiten la vida, aquí vamos a seguir", aseveró Donis.

"A Solalinde lo esperamos con los brazos abiertos, estamos contentos de que esté de vuelta. Nos platicó que viene con mucho ánimo, que lo que pasó no lo va a detener, y tiene mucha alegría de estar ya con nosotros. Su apoyo moral es uno de los pilares del albergue", subrayó.

Alejandro Solalinde retoma actividades el jueves en Ixtepec

Fernando Camacho Servín

Periódico La Jornada

Domingo 8 de julio de 2012, p. 18

Pese a que las condiciones de seguridad en el país no han mejorado, Alejandro Solalinde, director del albergue para migrantes Hermanos en el Camino, volverá a sus actividades el próximo jueves, con el riesgo de que las amenazas en su contra se repitan, debido a la falta de investigación de las autoridades.

Así lo afirmó Alberto Donis, integrante del equipo de voluntarios del albergue, quien señaló que el refugio nunca ha detenido sus actividades, y ahora está listo para el regreso del sacerdote a Ixtepec, Oaxaca.

Solalinde "regresa el jueves al albergue, aunque las condiciones son las mismas que cuando se fue, porque nadie nos garantiza su seguridad. Vemos una ausencia de las autoridades en la cuestión de la procuración de justicia: no se ha consignado a nadie por las amenazas recibidas por el padre ni hay personas detenidas", dijo el activista a La Jornada.

Desde el pasado 17 de abril, cuando el religioso presentó una demanda ante la Procuraduría General de la República por las amenazas en su contra, no ha habido prácticamente ningún avance en las indagatorias, ni por el hostigamiento ni por la detención arbitraria de la cual fue objeto el año pasado en la comunidad mixe de Nuevo Santiago Tutla.

En dicho sitio, controlado por el cacique José Raymundo Fabián, aseveró Donis, han ocurrido "cosas tremendas" contra la población, que han causado decenas de desplazados, y cuando Solalinde se enteró, se solidarizó con las víctimas, y por eso el clima de violencia en su contra se ha intensificado en la región.

Aunque desde algunas semanas hay cuatro policías estatales en el albergue para cuidar a los voluntarios y a los migrantes, el problema de fondo sigue siendo la falta de investigación de los autores de las amenazas, pues si éstos no son identificados y juzgados, el mensaje enviado por las autoridades es que nadie los va castigar por sus crímenes.

"El tema no es la presencia de los policías, sino la falta de investigación de la Procuraduría. Mandar agentes es lo más fácil que se puede hacer, pero lo que queremos es que den con los responsables, y ya hay elementos para poder consignar a algunas personas por eso."

"Estamos un poco agotados, pero con el mismo ánimo de siempre, de seguir defendiendo la causa, y con la convicción de que no vamos a dejarla. Pueden pasar muchas cosas, pero mientras no nos quiten la vida, aquí vamos a seguir", aseveró Donis.

"A Solalinde lo esperamos con los brazos abiertos, estamos contentos de que esté de vuelta. Nos platicó que viene con mucho ánimo, que lo que pasó no lo va a detener, y tiene mucha alegría de estar ya con nosotros. Su apoyo moral es uno de los pilares del albergue", subrayó.