Articles

La Jornada; Retienen policías a opositores a dos proyectos en el estado de México

27 de junio de 2013

Policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del estado de México bloquearon este miércoles la autopista Naucalpan-Toluca durante casi cuatro horas para impedir el paso a 11 autobuses en los cuales viajaban 600 ejidatarios e indígenas de los municipios de Nicolás Romero, Tepotzotlán y Cuautitlán Izcalli, quienes se dirigían a Toluca para manifestarse contra un proyecto carretero y uno inmobiliario que, aseguran, causan daños irreversibles a dos zonas boscosas vitales para la recarga de los acuíferos del valle de México y de la cuenca del río Lerma.

Advierten sobre daños irreversibles a bosques y mantos acuíferos

Retienen policías a opositores a dos proyectos en el estado de México

Silvia Chávez e Israel Dávila

Corresponsales

Periódico La Jornada

Jueves 27 de junio de 2013, p. 33

Policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del estado de México bloquearon este miércoles la autopista Naucalpan-Toluca durante casi cuatro horas para impedir el paso a 11 autobuses en los cuales viajaban 600 ejidatarios e indígenas de los municipios de Nicolás Romero, Tepotzotlán y Cuautitlán Izcalli, quienes se dirigían a Toluca para manifestarse contra un proyecto carretero y uno inmobiliario que, aseguran, causan daños irreversibles a dos zonas boscosas vitales para la recarga de los acuíferos del valle de México y de la cuenca del río Lerma.

"Fue un acto de hostigamiento y retención arbitraria para frenar nuestra marcha. Violaron nuestro derecho de libre manifestación", se quejó Genaro Roa, uno de los dirigentes del Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra.

Afirmó que los inconformes pretendían solicitar audiencia con el gobernador Eruviel Avila Villegas, a quien plantearían defender la zona de bosques de Lerma, Nicolás Romero, Tepotzotlán y Cuautitlán Izcalli, invadidas por desarrolladores inmobiliarios.

Personal de la SSC instaló un retén en la caseta de la autopista Chamapa-Lechería a las 10:30 horas, y otro en el ingreso a la misma vía, en Nicolás Romero. Las unidades siguieron su curso hacia Toluca alrededor de las 13 horas, vigilados por policías y personal de Gobernación estatal.

Uno de los proyectos que indígenas y ejidatarios rechazan es la autopista Naucalpan-Toluca, que cruza por el llamado Bosque de Agua y por el bosque Otomí-Mexica. Hace dos meses, habitantes de San Francisco Xochicuautla fueron encarcelados y luego liberados por oponerse a esta obra.

También rechazan la construcción de cientos de residencias y campos de golf en las comunidades San Francisco Magú y Cahuacan, lo que implicará destruir una extensa zona boscosa.

Los más de 500 inconformes llegaron a Lerma cerca de las 16 horas y caminaron hasta el palacio de gobierno del estado, en el centro de Toluca, donde entregaron su demanda escrita de que se cancelen los proyectos citados.