Pilar Calveiro: “Hay violencias que parecen privadas pero son articuladas por los Estados” 22 de agosto de 2013

, popularidad : 3%

Con un modo natural de decir, la autora se refirió a la interacción de redes criminales y estatales en el uso de la violencia y el miedo como instrumento de poder político. “Algunas de las violencias que se manifiestan en lo global son estatales, como las guerras y las invasiones y otras se presentan como si fueran privadas aunque en realidad están articuladas y protegidas por los propios estados”, sostuvo.

Según la autora, las redes de trata y narcotráfico se presentan como lo que erróneamente se denomina crimen organizado; “emprendimientos privados que no son tales”. Y agregó: “me refiero a la relación que existe entre las organizaciones criminales y las corporaciones policial y militar, las corporaciones políticas y las económicas, principalmente los bancos que se dedican al lavado de fondos. Estas manifestaciones son público-privadas ya que articulan circuitos legales e ilegales”

Pilar Calveiro: “Hay violencias que parecen privadas pero son articuladas por los Estados”

La politóloga, autora de “Poder y desaparición” habló del crimen organizado, y se refirió al miedo como instrumento político, en el BAN!, el Festival Negro porteño auspiciado por Revista Ñ.

Por Julián López

Contundente. La límpida reflexión de Calveiro deslumbró./LEANDRO MONACHESI

En un festival de literatura en el que todo son tiros, gángsters y filos de cuchillo también hubo espacio para la reflexión acerca del miedo y, más precisamente, del terror global. “Resistencia comunitaria a las redes criminal-policiales” fue la charla en la que habló durante una hora la doctora en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de México Pilar Calveiro.

Poder y desaparición (Colihue) es uno de los deslumbrantes libros que llevan la firma de esta argentina que aborda de manera osada y valiente el eje de la violencia política en la Argentina de los años 70.

Con un modo natural de decir, la autora se refirió a la interacción de redes criminales y estatales en el uso de la violencia y el miedo como instrumento de poder político. “Algunas de las violencias que se manifiestan en lo global son estatales, como las guerras y las invasiones y otras se presentan como si fueran privadas aunque en realidad están articuladas y protegidas por los propios estados”, sostuvo.

Según la autora, las redes de trata y narcotráfico se presentan como lo que erróneamente se denomina crimen organizado; “emprendimientos privados que no son tales”. Y agregó: “me refiero a la relación que existe entre las organizaciones criminales y las corporaciones policial y militar, las corporaciones políticas y las económicas, principalmente los bancos que se dedican al lavado de fondos. Estas manifestaciones son público-privadas ya que articulan circuitos legales e ilegales”.

En una clara jerarquización del quehacer político Calveiro remarcó que “estas violencias tienen objetivos económicos y políticos y por eso deben ser pensadas y resistidas políticamente”.

En un festival de temática que entre otras cosas aspira a provocar miedo, Calveiro dedicó unos minutos a diferenciar este sentimiento del terror. “Se suele hablar del terror como de un miedo muy intenso, sin embargo el fenómeno de la intensidad da lugar a otro fenómeno: el terror implica la suspensión de la razón, lleva a una casi imposibilidad de la acción pero es la acción lo único que puede protegernos”.

Respecto del creciente reclamo social de seguridad Calveiro sostiene que “esa centralidad extraordinaria en la agenda política de la actualidad plantea un desafío: cuanto más un Estado proclama que lo que hace es defender el orden público, más crecen las amenazas y los temores en la población. De hecho, a nivel global, el filósofo polaco Zygmunt Bauman sostiene que la guerra antiterrorista lo único que ha logrado es que se incrementen tanto el miedo como el terrorismo”.

En cuanto a la problemática local la invitada apuntó que los grupos más afectados son los migrantes y los pueblos originarios debido a un abandono de enormes franjas de población por parte del Estado, pero también por parte de la sociedad. “Estas poblaciones son objeto de violencias superpuestas, legales e ilegales, y específicamente en las comunidades originarias, de intereses económicos como las mineras y las madereras que lo que buscan es despojarlos de sus territorios”.

Ante el pavor que representa lo que se conoce como capitalismo criminal, pero lejos de la idea del buen salvaje, Calveiro encendió la esperanza refiriéndose justamente a las acciones de los pueblos originarios que suplantan la opción de la violencia por el concepto de resistencia.

“Esta forma de relación en la política es súper efectiva y de largo plazo”, destacó. “Como la comunidad Cherán, en Michoacán, México, que logró la autonomía recuperando su saber ancestral, recurriendo a una enorme batería de acciones: la protesta, el reclamo, la conversación, la negociación pero también la acción armada porque ellos cierran su comunidad y no permiten que entren ni el ejército ni los narcos. Hay un uso muy cauteloso de distintos instrumentos y una auto restricción muy fuerte de la violencia; de lo que se trata es de detener la violencia estatal y paraestatal pero nunca de igualarla ni de sobrepasarla. Es una forma de resistencia muy racional”, concluyó.

Ver en línea : Pilar Calveiro: “Hay violencias que parecen privadas pero son articuladas por los Estados”

Navegar por las

AgendaTous les événements

noviembre de 2017 :

Nada para este mes

octubre de 2017 | diciembre de 2017