Investigación profunda, imparcial y expedita del asesinato de Humberto Morales Sántiz de 13 años de edad del ejido El Carrizal, Ocosingo, Chiapas: REDIM y REDIAS 11 de marzo de 2017

, popularidad : 10%

2 de marzo de 2017, Chiapas, México – La Red por los Derechos de la Infancia en México (#REDIM) y la Red por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en Chiapas (REDIAS) condenamos el asesinato del adolescente Humberto Morales Sántiz, cometido el día 28 de febrero de 2017 en la comunidad de El Carrizal, en el municipio de Ocosingo, Chiapas, denunciado públicamente por el Frente Nacional de Lucha al Socialismo (FNLS)[1], y nos sumamos a las exigencias de justica y esclarecimiento de los hechos.

Pronunciamiento

Investigación profunda, imparcial y expedita del asesinato de Humberto Morales Sántiz de 13 años de edad del ejido El Carrizal, Ocosingo, Chiapas: REDIM y REDIAS

2 de marzo de 2017, Chiapas, México – La Red por los Derechos de la Infancia en México (#REDIM) y la Red por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en Chiapas (REDIAS) condenamos el asesinato del adolescente Humberto Morales Sántiz, cometido el día 28 de febrero de 2017 en la comunidad de El Carrizal, en el municipio de Ocosingo, Chiapas, denunciado públicamente por el Frente Nacional de Lucha al Socialismo (FNLS)[1], y nos sumamos a las exigencias de justica y esclarecimiento de los hechos.

Según lo informado por el FNLS, este hecho forma parte de las acciones de represión y hostigamiento que grupos paramilitares, en complicidad con corporaciones y fuerzas de seguridad del Estado, han venido ejecutando contra miembros del FNLS en la región de Ocosingo y Altamirano. Señalan que en el lugar donde ocurrió el asesinato de Humberto se ubica un campamento policíaco-militar del “Mando Único Policial” cuyos integrantes realizaban patrullajes en la zona al momento de los hechos.

Desde #REDIM y REDIAS consideramos inadmisibles los ataques, desaparición y ejecuciones extrajudiciales en contra de niñas, niños y adolescentes a manos de policías y militares y exigimos transparencia en el proceso de investigación y protección especial a la familia Morales Sántiz a fin de garantizar el acceso a la justicia.

Asimismo exhortamos a las autoridades a observar las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas que en sus Observaciones finales sobre los informes periódicos cuarto y quinto consolidados de México, señalan que las ejecuciones extrajudiciales deben ser investigadas “de manera expedita y exhaustiva, que los presuntos autores de estos hechos sean llevados ante la justicia, incluyendo los casos en los que los presuntos autores sean funcionarios públicos, como en el caso de Tlatlaya, y que a las familias de niñas y niños víctimas se les provea apoyo psicosocial y que sean compensadas de manera adecuada.”

Reiteramos enfáticamente que la función principal las fuerzas de seguridad mexicana tiene que ser salvaguardar la integridad de la población, particularmente de niñas, niños y adolescentes, respetando en todo momento los derechos humanos y las leyes nacionales. Asimismo, destacamos la obligación de las Procuradurías de Protección de niñas, niños y adolescentes a todos los niveles para prevenir, atender y evitar toda expresión de violencia en contra de la niñez y brindar apoyo a las familias a través de las instituciones vinculadas a infancia.

La delicada situación de violencia que se vive en los municipios de Ocosingo, Chenalhó, Tila y Oxchuc, como consecuencia de las omisiones del gobierno para atender oportunamente los conflictos sociales, denotan cómo se priorizan los conflictos políticos por encima del interés superior de la niñez.

En este sentido, las organizaciones de la sociedad civil que integramos la Red por los Derechos de la Infancia en México y la Red por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en Chiapas condenamos este asesinato y demandamos urgentemente a las autoridades federales, estatales y del municipio de Ocosingo a:

Realizar investigación exhaustiva e imparcial sobre los hechos ocurridos. La averiguación debe involucrar todos los niveles de gobierno y sancionar a quienes resulten responsables.

Revisar la cadena de omisiones y responsabilidades de las autoridades locales, estatales y federales para que este caso no quede en la impunidad.

Brindar seguridad a la familia de Humberto y crear condiciones que garanticen la seguridad de quienes buscan el esclarecimiento del caso y la aplicación de la justicia.

Frenar el hostigamiento y represión contra las comunidades y pueblos que integran y simpatizan con el FNLS.

Tomar medidas urgentes para proteger de toda forma de violencia a las niñas, niños y adolescentes cuyas familias y comunidades se encuentran en disputas por conflictos agrarios, políticos, económicos, religiosos o de cualquier otra índole.

Atentamente: Organizaciones de la Sociedad Civil pertenecientes a la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) y a la Red por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en Chiapas (REDIAS).

[1] http://fnls.mayfirst.org/spip.php?article776

Contacto: redias.chiapas@gmail.com

Facebook: @DerechosInfancia @REDIAS.Chiapas

Twitter: @DerechosInfancia @REDIAS_Chis

Ver en línea : Investigación profunda, imparcial y expedita del asesinato de Humberto Morales Sántiz de 13 años de edad del ejido El Carrizal, Ocosingo, Chiapas: REDIM y REDIAS

Navegar por las

AgendaTous les événements

julio de 2018 :

Nada para este mes

junio de 2018 | agosto de 2018