Publicaciones

Acompañar al pueblo organizado: 10 y 20 años de experiencia en la sistematización y documentación de violaciones a derechos humanos

Esta experiencia que presentamos se ha construido desde hace 20 años como Comité Cerezo y compartido desde hace diez años como Acción Urgente para Defensores de los Derechos Humanos, A.C. (acuddeh).

Introducción

En este 2021 que el Comité Cerezo México cumple 20 años rescatamos la labor de acompañamiento y sistematización de casos a violaciones a derechos humanos contra personas defensoras de derechos humanos, periodistas defensores de derechos humanos y presos políticos.

Esta experiencia que presentamos se ha construido desde hace 20 años como Comité Cerezo y compartido desde hace diez años como Acción Urgente para Defensores de los Derechos Humanos, A.C. (acuddeh).

La metodología de documentación y sistematización de violaciones de derechos humanos cometidas en contra de personas defensoras se presenta como una contribución para que el movimiento social y organizaciones que defienden derechos humanos puedan acercarse a esta herramienta e incorporarla dentro de sus capacidades.

Para Comité Cerezo y acuddeh los derechos humanos son una herramienta que permite la lucha por una vida digna, son el producto de las luchas históricas por mejorar las condiciones de vida de la población en general, en ese sentido, es sólo con la organización que las personas podremos alcanzar a realizar nuestros derechos humanos.

La documentación y sistematización de violaciones de derechos humanos cometidas contra personas defensoras ha permitido conocer las diversas luchas por los derechos económicos, sociales, culturales y medio ambientales, así como develar ciertos patrones de agresiones que sufren.

Dado que se documenta cómo las violaciones de derechos humanos se realizan a través de operativos conjuntos, en los que intervienen todas las fuerzas de seguridad del Estado mexicano e incluso sus grupos paramilitares; es posible observar las afectaciones a las comunidades completas, es decir, las afectaciones a los derechos colectivos de los pueblos indígenas y no indígenas.

La legítima lucha por sus derechos humanos de personas y comunidades en México ha generado, por desgracia, un proceso de criminalización y represión política en contra de las personas defensoras de derechos humanos organizadas. El Estado mexicano de forma continua y reiterada en lugar de respetar, proteger, promover y generar las condiciones para su satisfacción de los derechos humanos se ha dedicado a hostigar y amenazar, detener arbitrariamente, ejecutar extrajudicialmente y desaparecer de manera forzada y con motivos políticos a las personas que ejercen diversos derechos humanos y que lo único que quieren es que los dejen vivir con dignidad.

Es esencial considerar que los procesos de lucha por la vida digna implican el ejercicio de muchos derechos.

La memoria histórica de nuestras luchas y cómo han sufrido la represión política son elementos que nos ayudan a entender y analizar el contexto y las coyunturas actuales para hacer más efectiva la lucha por los derechos humanos.

El proceso de documentación y sistematización de violaciones de derechos humanos realizadas en contra de personas defensoras de los derechos humanos debido al ejercicio del derecho a defender derechos humanos sólo puede darse a través de la educación popular donde los documentadores especialistas comprendan los motivos de las luchas por los derechos humanos y como estas afectan intereses económicos y políticos que harán lo posible por sofocarlos.

La recopilación de la experiencia en la documentación permite valorar en su justa dimensión los aportes logrados como, por citar un ejemplo, la creación en 2012 de una ley de carácter federal para la protección de personas defensoras y personas periodistas, así como la nueva necesidad de crear una nueva ley general de ambas poblaciones.

Se hace indispensable para aportar una metodología de sistematización y documentación, así como para nuevos marcos legales y normativos que reconozcan los derechos de las personas defensoras de los derechos humanos plenamente y se termine la impunidad imperante.