Articles

El Universal; Activista acusa hostigamiento

06 de febrero de 2013

“No entiendo porqué me están haciendo esto, yo no les hice nada, absolutamente nada malo. Lo único que hago es buscar a mi hija, exigir justicia pero creo que eso les molesta a las autoridades. Yo sé que el gobernador César Duarte y el alcalde Héctor Murguía están molestos conmigo. El sábado que estuve con ellos en la audiencia me lo dijeron, se le ve en su mirada”, dijo.

“Por eso yo los hago responsables de cualquier cosa que me pueda suceder. Estoy preocupada porque sé lo que le pasó a Marisela, hizo lo mismo que yo y la mataron. Por eso voy a tomar mis precauciones y, mientras tanto, voy a dejar de manifestarme”.

Activista acusa hostigamiento

Por temor, dejará de protestar tras desaparición de su hija

Miércoles 06 de febrero de 2013 David Fuentes / Corresponsal | El Universal

CIUDAD JUÁREZ.- La mujer que el pasado 15 de enero encabezó la caminata junto con otras madres de hijas desaparecidas en esta frontera y que apenas el pasado sábado increpara al gobernador de Chihuahua, César Duarte, y al alcalde Héctor Murguía Lardizábal, en una audiencia pública sólo para exigir justicia, denuncia ahora “hostigamiento y presión” de las autoridades, por lo que piensa dejar las protestas y manifestaciones por temor.

Karla Castañeda, madre de Cintia Jacobeth Castañeda Alvarado, desparecida el 24 de octubre de 2008 ccon sólo 13 años de edad, en la zona centro de esta frontera, narró que desde el lunes varias patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) y de Policía Estatal Única (PEU) han rondado su domicilio ubicado en las inmediaciones de la colonia Plutarco Elías Calles, al norponiente de la ciudad.

Detalló que la tarde del lunes, cuatro policías municipales, sin permiso, ni argumento, ingresaron hasta el patio de su domicilio, después, al verse sorprendidos por la activista y sus tres hijos, explicaron que tenían que revisar el número de serie del auto de la mujer.

Al siguiente día, poco antes de las cuatro de la madrugara, narra la mujer, otras dos patrullas de la SSPM y la PEU rondaron sus vivienda y ahí estuvieron más de una hora, lo que incluso provocó temor entre sus vecinos, quienes se alarmaron al ver el movimiento inusual de agentes del orden. Ante esta situación, Karla piensa retirarse de las manifestaciones y protestas por temor a que corra la misma suerte que Marisela Escobedo.

“No entiendo porqué me están haciendo esto, yo no les hice nada, absolutamente nada malo. Lo único que hago es buscar a mi hija, exigir justicia pero creo que eso les molesta a las autoridades. Yo sé que el gobernador César Duarte y el alcalde Héctor Murguía están molestos conmigo. El sábado que estuve con ellos en la audiencia me lo dijeron, se le ve en su mirada”, dijo.

“Por eso yo los hago responsables de cualquier cosa que me pueda suceder. Estoy preocupada porque sé lo que le pasó a Marisela, hizo lo mismo que yo y la mataron. Por eso voy a tomar mis precauciones y, mientras tanto, voy a dejar de manifestarme”.