Apro; Reduce la PGR custodia a activista chihuahuense 05 de marzo de 2014

, popularidad : 5%

13 de noviembre de 2013

Estados

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La activista Malú García Andrade denunció que, desde el plantón de marzo de las madres de mujeres desaparecidas de Ciudad Juárez, la Procuraduría General de la República (PGR) le redujo a ella y a su familia la custodia recomendada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Reduce la PGR custodia a activista chihuahuense

Patricia Mayorga

13 de noviembre de 2013

Estados

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La activista Malú García Andrade denunció que, desde el plantón de marzo de las madres de mujeres desaparecidas de Ciudad Juárez, la Procuraduría General de la República (PGR) le redujo a ella y a su familia la custodia recomendada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Malú García y su mamá, Norma Esther Andrade, cofundadora de la asociación Nuestras Hijas de Regreso a Casa, se encuentran fuera de Juárez luego de sufrir amenazas y, en el caso de Norma, tras un intento de homicidio hace casi dos años.

Ambas cuentan con medidas cautelares y entre éstas se encuentra la asignación de escoltas para cada una de ellas y sus respectivas familias.

Malú contaba con siete agentes para ella y sus dos hijas menores, pero ahora sólo tres las resguardan, pese a que la CIDH dictaminó la ampliación de medidas cautelares.

La PGR valoró en aquel tiempo el riesgo de ambas y determinó el número de agentes de seguridad que asignaría a cada una. En el caso de Norma, tenía 11 agentes para custodiarla, así como a otra hija que vive con ella y dos menores, pero ahora redujo los agentes a siete.

A pesar de que las amenazas no cesan, la PGR ha disminuido los agentes, denunció Malú, y también les comunicaron que les quitarán la seguridad por completo, aunque ninguna autoridad se hace responsable de haber dado esa orden.

La activista exigirá mañana jueves 14, en rueda de prensa, que la PGR informe oficialmente si se les retirará la custodia y que asuma su responsabilidad en caso de que le suceda algo a ella o a su familia.

La última amenaza que sufrió Malú García fue hace unas semanas, cuando una persona le advirtió por teléfono que cesara su trabajo de activista pues, de no hacerlo, secuestrarían a sus hijos.

Norma Andrade sufrió el secuestro y asesinato de su hija Alejandra, en Juárez en 2001, y desde entonces no ha cesado su lucha contra los feminicidios y desapariciones de mujeres, al lado de Marisela Ortiz. Incluso ha sufrido dos intentos de homicidio.

Ver en línea : Reduce la PGR custodia a activista chihuahuense

Navigation

AgendaTous les événements

julio de 2020 :

Nada para este mes

junio de 2020 | agosto de 2020